Vivencias de la Parroquia

ANTIGUAMENTE la Iglesia hablaba latín, y nadie conocía ni el contenido del misterio que celebraba ni entendía las palabras que profería y el pueblo solamente intuía.

También había una concepción platónica de separación entre alma y cuerpo, entre materia y espíritu entre sacristía y plaza.

La jerarquía se dedicaba a salvar las almas y por lo general dejaba que el Estado o los Estados construyeran o destruyeran los cuerpos.

Iglesia PurusHasta hace poco, cuando un Concilio Vaticano segundo “abrió las ventanas de la casa para que ingrese aire nuevo” y así ingresó en la teología y en la pastoral ese Jesucristo que cambia el agua en vino y luego enseña la alegría del banquete eterno; primero sacia el hambre de los cuerpos y luego se presenta como el Pan de vida Eterna, primero cura a los paralíticos, ciegos y mudos y luego abre el camino y la vista de la Casa del Padre
Es decir un Cristo que vino a resucitar a todo el hombreen su totalidad cuerpo y alma, una sola persona.

Iglesia PurusLamentablemente, muchos cristianos y no cristianos guardan todavía el recuerdo de una Iglesia que calla, que solamente vive una liturgia de interior del templo, que parece ajena y lejana al hombre con sus problemas de vida cuotidiana.

Es así que una minoría de bautizados que en la Parroquia del Purús han entendido mejor el Evangelio y se sienten y actúan como luz del mundo y sal de la tierra, viene anunciando la justicia y denunciando las injusticias con firmeza e insistencia.
Es por eso que muchos creyentes, anclados en el Antiguo Testamento, ni participan o peor aún cuestionan y condenan a los parroquianos que claman por la Verdad y por el Bien Común.

Iglesia PurusEl hecho escandaloso, ominoso, vergonzoso, e insuficiente de vocablos para describirlo, durante la última década en el Purús, ha sido sin duda alguna, la manera como se ha quitado las tierras a los Purusinos para crear el Parque del Alto Purús, aislándolos por completo y dejando a la Provincia sin una salida para el desarrollo y para una vida con igual oportunidades que los demás peruanos.

Los verdaderos cristianos, los que aman a su prójimo y tratan de curar las heridas del samaritano purusino salteado por los ladrones internacionales han venido elevando su voz al cielo y a la tierra
Reclamando justicia y libertad.
No faltaron acusaciones y persecuciones que subsisten hasta el día de hoy.
Sin embargo los bautizados, coherentes con su misión y vocación de hijos de Dios han perseverado en su afán de recuperar las tierras y la dignidad que fueron arrebatadas al Purús.

Iglesia PurusYa próxima la Pascua, el Obispo, lejos de llamarlos a la “ortodoxia” de los intereses egoístas-capitalistas-ecologistas, los anima de manera espléndida a perseverar y los anima a luchar porque

“Hay muchos ojos que abrir y muchos intereses de afuera que denunciar. Hay mucha prepotencia que ignorar, y mucha dignidad que defender.
Hay muchas voces que levantar para decir “basta!”

He aquí el texto completo del mensaje que envía a los Purusinos:

Iglesia PurusDESDE la Revista PALABRA VIVA deseo enviar un saludo cordial y cercano a todos los Purusinos
Un saludo en su primigenio significado de deseo de salud, de bienestar, de armonía en la propia vida y en la vida de relación con los demás hermanos.
La vida de plenitud que nos trajo el Señor Jesús como esperanzado deseo de su Padre Dios, de nuestro Padre Dios, para todos sus hijos.

Iglesia PurusEste tiempo de Cuaresma es camino hacia la Pascua de Jesús y hacia nuestra propia Pascua.
Pascua cuyo significado es Resurrección, levantarse de la postración, del sufrimiento, y de las cadenas del pecado, del hambre, de la miserias y de la soledad. Es vivir como hijos de Dios, participando de su abundancia de luz, de esperanza, de pan para la mesa y de Pan para el corazón.
Vivir en la dignidad de Hijos de Dios, con el derecho a una tierra, una vivienda, un trabajo, una educación, una cultura y formas de vida propias.

Iglesia PurusCreo que todo esto pasa por una recuperación de la identidad, de la cultura, de la vida y de la tierra que les pertenece, en la que siempre vivieron y sobre la que pisaron sus antepasados.
Quizás todo ello pueda resumirse en una sola frase: PURUS PARA LOS PURUSINOS
Pero no es casualidad, como en el resto de la Amazonía, que esta frase hiera y duela a otras gentes, a otras autoridades, cuyo lema es lo contrario: la Amazonía, el Purús par todos menos para sus dueños ancestrales.

Iglesia PurusNo habrá Pascua en Purús, ni en la Amazonía, mientras “otros” vengan y se lleven sus árboles, su petróleo, su gas, su oro, su agua, mientras vengan y sin permiso levanten muros invisibles para crear Reservas, Áreas protegidas, Zonas intangibles, a espaldas de ustedes y con evidente perjuicio para ustedes.

Hay muchos ojos que abrir y muchos intereses de afuera que denunciar. Hay mucha prepotencia que ignorar, y mucha dignidad que defender.
Hay muchas voces que levantar para decir “basta!”
También los indígenas son hombres, hombres y mujeres con derechos que se deben respetar, como Ustedes respetan los deberes que se les imponen.

Iglesia PurusNo es justo que lo de ellos sea para ellos y lo de ustedes sea para todos.
Purús para los purusinos para que después puedan compartirlo.
Ustedes me dan esto yo les comparto esto. Así sí hay justicia, lo otro es atropello.

Y la justicia viene de Dios, el eternamente justo. Que El les siga bendiciendo y que sea su guía en todo camino, relación y proyecto.


OBISPO FRANCISCO GONZALES HERNANDEZ